Lo que define la inteligencia es la capacidad de tomar decisiones acertadas en ciertos momentos. La inteligencia no se mide en realidad por cuantas cosas se saben, sino por cómo aprovechamos nuestra racionalidad para aplicarla en el día a día.

Ads

 

  1. No le molesta estar sola.

Las mujeres inteligentes tienen la cualidad de disfrutar de sus momentos a solas. Estar sola, al menos para ellas, es una oportunidad de autoanálisis y sobre todo, paz mental. Difícilmente conseguimos esta paz estando acompañados pues, todos pensamos de manera distinta y es inevitable no confrontarse con opiniones ajenas que perturben dicha paz.

  1. No suele involucrarse del todo en aspectos emocionales.

Aunque la inteligencia exige cierta entrega emocional,  quien tiene inteligencia emocional sabe que dicha entrega es delicada. Las más inteligentes tienen el control suficiente como para darse después de estar plenamente seguras de quién tienen a su lado. Eso de enamorarse a primera vista no es una opción para ellas.

Ads
  1. Las opiniones ajenas.

Precisamente por la gran inteligencia emocional y racional, sabe que las opiniones ajenas difícilmente pueden modificar su vida. No hay ningún tipo de opinión que perturbe su paz y, solo la de las personas que realmente quieren dar una crítica constructiva a lo que hacen, son tomada en cuenta.

  1. Lo que hacen los demás.

Alguien realmente inteligente no se ve afectada por lo que los demás hagan con sus vidas pues, está tan enfocada en la suya que lo que pase alrededor, a no ser que le afecte directamente, no le importa.

  1. Dramas

Los dramas son una pérdida completa de la inteligencia emocional. Suelen alejarse de ellos lo más que puedas pues saben que de un drama nada bueno o útil sale.

Ads

Las personas inteligentes tienen en común algo, y es que saben ignorar todo lo que resulta inútil para su vida y aprovechan al máximo lo que resulte beneficioso para su crecimiento mental y espiritual.