Un estudio realizado en Londres a dos mil (2000) hombres y mujeres que se divorciaron después de cinco (5) años de relación, arrojó los siguientes resultados por los cuales se arrepiente un hombre divorciado. Y muchos de ellos, dudaron para casarse y también el 50% se arrepintió de haberse divorciado.

Ads
  • Se arrepienten de no haber intentado una vez más la reconciliación con su esposa: No se trata de rogar, sino de renunciar a las cosas que dañaban su relación, como salir demasiado con los amigos, tomar o nunca irse a la cama cuando ella lo hacía, por el hecho que siempre le dio prioridad a otras cuestiones.
  • De no decir cosas positivas: Se arrepienten de siempre criticar todo lo que hacía su esposa, en lugar de sumar, le restaba. No le bastaba llegar y ver la casa limpia, tenia siempre que buscar un pretexto para no reconocerle lo excelente que era como ama de casa.
  • De convivir más: Se arrepienten de no haber salido más con sus parejas, de convivir en un cine, en una playa, se olvidaron de los pequeños detalles que los unían, la mayoría de ellos luego del divorcio se sienten solos y deprimidos, porque se arrepienten de que la relación no hayan funcionado.
  • Se arrepienten de mentir: Si, la mayoría de los problemas en un matrimonio es la deshonestidad, las mentiras que empiezan casuales pero que terminan derrumbando lo más importante en la pareja que es la confianza. Se arrepienten de mentir, una y otra vez, hasta que terminan con el matrimonio.
  • De haber dejado ir a una gran mujer: Si, después de firmar el divorcio, es como quitarse una venda de los ojos, es dejar ya el orgullo de lado y empiezan a ver como es que dejaron ir a una esposa que solo se preocupó porque el matrimonio funcionara.