La infidelidad es la razón número uno de las rupturas amorosas. Solo el 25% de las relaciones que pasan por una ruptura por engaño, logran solventar sus problemas y lo vuelven a intentar de nuevo, y solo un 30% de este porcentaje, logra mantener su relación en flote sin recaer en una infidelidad.

Pero, qué es lo que provoca una infidelidad. Bueno, en realidad pueden ser muchas cosas, desde meras actitudes guiadas por la ignorancia, hasta un trastorno psicológico como la posesividad o la mitomanía. Acá te damos las 5 actitudes más comunes que toda pareja suele tener antes de una infidelidad. Si crees que se presentan en ti o en tu pareja, es momento de hablar claramente y solventar los problemas.

  1. Pocos detalles.

No me refiero a que tantos regalos des, sino a qué tanto te esfuerces por sorprender a tu pareja. Desde llevar el desayuno a la cama hasta una visita inesperada con un helado, puede ser valioso. Las grandes relaciones se componen de pequeños detalles.

Ads
  1. Falta de comunicación.

La mayoría de los problemas a nivel global se deben a la falta de comunicación. Desde los problemas maritales hasta los asuntos políticos, se deben a un conflicto de ideas y acuerdos. Llegar a ciertos acuerdos con tu pareja es realmente importante para mantener la estabilidad y que ninguna se vea presionado a buscarla en los brazos de un tercer.

  1. Confusión.

Esta es una de las actitudes más difíciles de confrontar, porque de lleno, no depende de ti el nivel de confusión que tenga la otra persona. Puedes intentar sacarle de dudas por medio de detalles, una buena conversación haciéndole sentir seguro de que contigo puede ser realmente feliz, pero mientras esa persona no se digne a dejar atrás el pasado o problema que le hace sentir confundida, no se podrá hacer mucho. Por lo que lo mejor siempre será evitar crear lazos si alguien se siente confundido.

          4. Aburrimiento.

La monotonía mata, aniquila y destruye casi por completo las relaciones. Es importante siempre conseguir un instante diferente para compartir, algo que les haga salir del aburrimiento y que sobre todo entiendan que al lado de esa persona, tienen un lugar para enamorarse a diario de la vida.

  1. Un mal inicio.

Muchas de las relaciones que caen en infidelidad suelen tener un mal inicio. Si las bases están frágiles ya sea porque todo empezó en medio de una mentira, entonces cualquier cosa puede impulsar a una de las partes a engañar al otro. Es importante siempre comenzar una relación con buen pie y sobre todo, con honestidad, porque esta será la base de la confianza y sin ella, nada dura.

Ads