Sabemos que, al tener hijos, las complicaciones aumentan para las mujeres que deciden criarlos en el hogar. Si los niños se encuentran en edad temprana, requieren una dedicación casi exclusiva, lo cual restringe a las madres de poder pertenecer a la fuerza laboral. Si su marido o su familia no disponen de los recursos suficientes para apoyar en la manutención del hogar, lo más probable es que madre e hijos estén condenados a la pobreza. Desafortunadamente, esta es una realidad cotidiana en países pobres y en vías de desarrollo.

Ads

 

Sin embargo, gracias a las nuevas Tecnologías de la Información, se han abierto nuevos campos laborales que no exigen la presencia física de la madre en un espacio de trabajo alejado del hogar. A continuación, te presentamos algunos empleos remunerados y desde casa que toda madre puede realizar.

Ads

 

-Empleo #1: Desarrollador web.

 

El campo del Desarrollo Web se encuentra en pleno auge con una fuerza laboral que no satisface la alta demanda del mercado. En la Web puedes encontrar decenas de plataformas gratuitas en las que puedes aprender en pocas semanas acerca de cómo programar una página Web, entre otros. Todo esto lo puedes realizar desde casa y con una de las remuneraciones más altas del mercado laboral.

 

Ads

Empleo #2: Clases particulares para niños.

 

Si has ayudado a tus chiquillos con las tareas del colegio, seguramente estás familiarizada con el aprendizaje que debe tener todo niño al cursar la escuela. Este conocimiento puedes remunerarlo ofreciendo clases particulares para los chicos de tu cuadra o a los compañeros de tus hijos en el colegio, todo ello dentro de la comodidad de tu casa.

 

Empleo #3: Costura

 

La costura es una disciplina que no requiere gran habilidad sino empeño y constancia. Si inviertes en una máquina de coser y te inscribes en un taller de costura, te aseguro que en pocas semanas serás capaz de confeccionar vestimenta que podrás comercializar luego sin salir de tu casa.

 

Ads

-Empleo #4: Venta de objetos en plataformas e-commerce.

 

Si tienes objetos en buen estado que ya no usas, puedes venderlos en diversas plataformas de e-commerce que existen en la Web. Para ello, solamente deberás tomarle una fotografía al objeto en cuestión, montarla en la página Web y esperar que alguien oferte por ella.