Debes  conocer  que los problemas  y desacuerdos son parte de toda relación, ya sea familiar, o amistad, por lo que las relaciones amorosas no están excluidas. Los problemas  aparecen  cuando un cambio es totalmente necesario.

Ads

Pelean  por cosas sin importancia:

Algunas veces un pleito que comenzó  con algo pequeño, aumenta  hasta convertirse  un verdadero drama. Esta clase de dinámicas indician  que hay cosas que no se están  mencionando.

Una terapeuta los podrá ayudar a  guiarlos  en  aprender a decir lo que les enoja  del otro sin herirlo.

Ads

Problemas en la intimidad sexual:

No  todos  tenemos el conocimiento requerido  para solucionar  situaciones como eyaculación precoz, o disminución del deseo sexual, que algunas veces  son muy particulares.

Una  terapeuta de pareja que posee una  formación en sexología, los orientara  a soluciones específicas para ustedes.

Ads

Codependencia:

Es normal que confundamos amor con dependencia. La dependencia  nos lleva a la angustia por perder a la pareja, por lo que buscamos manejarla  aunque eso nos haga infelices.

La codependencia puede resolverse  y mejor si es entre ambos. Asimismo, si la relación ha culminado su ciclo pero tienen temor  de distanciarse, la terapia ayudará a cerrar poco a poco y de la mejor forma  su vínculo.

La finalidad  es que los dos  decidan si quieren  seguir  su relación o finalizarla, y en cualquiera de los  caso, el terapeuta dará el acompañamiento necesario para orientar  su proceso.