Todos nos hemos sentido manipulados y hemos manipulado a otros alguna vez. Aquí tenemos algunos consejos para evitar que vuelva a ocurrir. ¿Cómo evitar la manipulación? Toma nota…

Ads

Cuando por fin entiendes qué es la manipulación y, sobre todo, cómo funciona, no puedes evitar sentir que todo el mundo quiere manipularte.

Desde que nos levantamos y encendemos la radio o la televisión, estamos bajo un constante bombardeos de estímulos audiovisuales que intentan modificar nuestra conducta o dirigir nuestra elección hacia algo específico.

Ads

Lo irónico, es que, así como somos manipulados, podemos llegar a manipular de tal manera que ni nos percatamos de ello.

Pero ¿Por qué manipulamos?

Por lo general, la manipulación es una manera conseguir algo que deseamos. Nuestra parte animal, nos impulsa a buscar placer y evitar el dolor, al tomar decisiones, estás van dirigidas a responder a dicha parte animal.

Pocas personas logran colocarse en la piel de un ser humano y actuar como personas, es decir, de manera imparcial y siempre tendiendo al bien, actuando así de manera racional y tratando de alcanzar un bien, no solo individual, sino uno que no afecte la vida de los demás.

Ads

Incluso, los niños tienen capacidad de manipular de manera inconsciente. Psicólogos concuerdan en que el llanto de los bebés, muchas veces, es un tipo de manipulación, y si los padres no saben cómo lidiar con ello, pueden hacer de ese niño un potencial manipulador.

Luego del llanto, los bebés pasan a rabietas cuando se hacen un poco mayores, y al llegar a la adolescencia, las rabietas pueden convertirse en complejas maneras de manipulación, como el ponerse a favor de uno de los padres o ponerlos en contra para conseguir lo que desean.

Este tipo de manipulaciones se desarrolla hasta volverse peligrosa en la vida adulta, pero ¿Cómo evitar caer en este tipo de manipulaciones?

  • Identifica el papel:

Cuando alguien demanda algo de ti, date cuenta si esa persona es una víctima, verdugo, adulador o algo más. Por lo general, alguien que te manipula, debe adoptar un papel el cual no sea propia de su personalidad y también, lo que desea, quizá no sea realmente necesario para su vida.

  • Se compasiva:

Puede parecer contradictorio, pero si te vuelves compasiva, puede que la persona que te pide algo se sienta entendida y baje la guardia. En este momento, te darás cuenta que hay un cambio de conducta. Tendrás a alguien más receptiva y podrás tener el control de la conversación.

Ads
  • Presta atención al lenguaje:

Mucha de las formas de manipulación son básicas. Siguen principios como el de ofrecerte algo malo para que prestes atención a otra opción que parece ser mucho mejor, la cual, es la que la otra persona prefiere que tú elijas.

Por ejemplo: Si tu hijo te dice algo como “¿Mamá, puedo ir a casa de Andrés? Recuerda que él vive en la peor zona de la ciudad” y seguido a ello te dice: “Aunque si prefieres, dame dinero y compro algo para quedarme en casa sin aburrirme”.

Si te das cuenta, te ofrece una mala decisión a cambio de una aparentemente buena, pero no te pregunta realmente si quieres darle dinero o permiso para salir.

La manipulación es realmente compleja y puede presentarse de muchas maneras. La mejor forma de evitarlo, es poniéndote en lugar del otro e intentar entender todo lo que te dice y por qué te lo dice.