El olfato, según la ciencia, es el sentido que más influye en la atracción interpersonal. Los aromas que avivan la pasión no son pociones, sino aromas cotidianos que pueden estar al alcance de cualquiera.

Ads

El 30% de la atracción entre dos personas entra por el olfato. El resto se divide en vista, tacto y gusto y oído.

Ads

Un olor tiene una gran fortaleza, y es el de recordarnos de manera más vívidas, cosas del pasado:

Hagamos un paréntesis y pensemos en el olor de algún ser querido que ya partió. Si lo notas, es su olor lo que puedes sentir con más intensidad, incluso, más que un propio recuerdo visual.

Esto es porque el olfato invade una enorme parte de terminaciones nerviosas que, a su vez, estimulan los órganos que liberan hormonas responsables de sentir cosas como, amor, tristeza, odio y otros fuertes sentimientos.

De tal modo, el deseo también se ve afectado directamente por el olfato. Los aromas que avivan la pasión, pueden realmente tener efectos variados. Sin embargo, en promedio, la mayoría de las personas reaccionan positivamente a estos aromas que nombramos a continuación:

3 aromas que avivan la pasión

 

  • Olor corporal:

El aroma corporal es uno de los más íntimos. Si una persona pasa suficiente tiempo con otra, el aroma quedará grabado en la mente como una foto.

Ads

A través de cada poro, la persona exhala hormonas que atraen el apetito carnal de la pareja.

Este, entre todos los olores, crea la reacción más intensa, pues se trata de química pura. Si no hay dicha atracción, ninguno de los aromas que avivan la pasión tendrán un impacto real sobre el deseo del otro.

  • Olor a flores y frutas:

Para atraer a un hombre, no debes tener un perfume costoso.

Las fragancias naturales a base de frutas y flores, pueden tener un gran impacto. ¿Por qué?

Porque al igual que el olor corporal, se basan en componentes puros que se dirigen directo al sistema nervioso y nos hacen abrir el apetito.

Este olor tiene un impacto en los hombres mucho mayor que en las mujeres.

Ads
  • Vainilla

El olor a vainilla, distinto a lo que se cree, atrae más a las mujeres.

Es un olor suave, y se impone sobre las colonias masculinas más reconocidas en cuanto al efecto de abrir el deseo.

La razón: La vainilla es una flor que, a través de sus químicos, estimula la liberación de testosterona a través de la sudoración, camuflada en olor a vainilla.

Finalmente, como recomendación, aplica tus fragancias sobre lugares como muñecas, cuello e incluso axilas.

Pequeñas gotas de fragancias ahí, hará que los componentes químicos se activen al entrar en contacto con el sudor.

Ads

De esa forma, los aromas que avivan la pasión serán más efectivos.