Las personas introvertidas, son misteriosas, esas que se sientan en el rincón de la habitación cuando la fiesta está en pleno apogeo porque parecen no poder socializar.

Ads

Y no es porque no puedan, sino porque no se molestan en hablar con otras personas. Pero, además de esto, las personas introvertidas, son personas maravillosas que pueden dar todo el amor y aprecio que necesario.

Salir con una persona introvertida puede ser lo mejor que nos puede pasar en la vida, aquí diez (10) razones de ello:

  • Son leales: Eligen a las personas con las que interactúan con mucho cuidado. Las personas que están en su vida son muy especiales.
  • Son muy introspectivos: Siempre saben por qué se siente de cierta manera, porque pasan una gran cantidad de tiempo pensando en sus sentimientos y observaciones.
  • Menos caos en las relaciones: Son muy frescos y tranquilos. Odian discutir, lo que significa que hay menos drama en las relaciones.
  • Son muy buenos oyentes: Para entender el mundo que les rodea, los introvertidos escuchan. Ser amado por un introvertido, a lo largo de toda la relación él escuchará atentamente, siempre queriendo saber más.
  • Les encantan las pequeñas cosas: Debido al hecho de que los introvertidos son tan observadores, se dan cuenta de todo. Las pequeñas cosas hacen que el corazón de un introvertido se derrita. No pasará por alto las pequeñas actividades cotidianas, sino que estará agradecido por ellas.
  • Otorgaran el espacio personal que se merece su pareja: Los introvertidos son muy comprensivos y dan el espacio necesario a su pareja. Ellos también necesitan espacio y entienden si su pareja necesita tiempo libre.
  • Dan buenos consejos: El introvertido no sólo escuchará atentamente, sino que probablemente ha leído un libro sobre ese tema, ha leído un artículo o simplemente lo ha pensado a fondo, por lo que, a la hora de dar consejos, saben mucho del tema y son excelentes.
  • Se cuidan a sí mismos: Los introvertidos se aman a sí mismos y saben cómo cuidarse a sí mismos, por lo que también sabrán cómo cuidar de sus necesidades.
  • Odian las charlas triviales: Si pudieran, evitarían conversaciones superficiales en general. Las charlas triviales no son lo suyo. Se descubrirán muchas cosas nuevas y a la misma vez nos sentiremos un poco más inteligente cada vez que salgamos con un introvertido, porque expandirán nuestra mente para ver nuevos horizontes.
  • No bromean por ahí: A los introvertidos simplemente no les gusta bromear sobre sus emociones y siempre harán saber lo que está pasando dentro de ellos.