Actualmente  el divorcio se está volviendo  en algo bastante habitual, solo basta con observar  las estadísticas para darse cuenta de aquello. Asimismo, todas las personas  desean diseñar y edificar un mundo feliz con su pareja y que este dure muchos años.

Ads

Respeto:

La base fundamental  de un matrimonio muy unido  es el respeto. Incluso cuando este muy molesto con tu pareja, debes transmitir  todos tus sentimientos de forma respetuosa.

¡Sin comparaciones!

Ads

Algo que nunca se debe hacer en todo matrimonio es  comparar a tu pareja con las parejas de otros y mucho  menos con un ex, ya que es muy malo para ese individuo  saber que posees un ideal de él o ella y que no cumple las expectativas que ese otro sujeto sí cumple.

Primero tu pareja, después  tus hijos:

Un error muy grande que cometen muchas personas es el de  sacrificar el matrimonio solamente por la misión de querer ser  padres. Primero, el mundo no debe girar por completo en torno a los hijos y segundo, la familia empieza  en la pareja. Debemos aclarar bien de que los hijos no necesitan más atención que tu pareja, pero nunca debemos desequilibrar la balanza.

Ads

 Cuida tu cuerpo:

Nunca pares  de cuidar tu propio cuerpo, la felicidad de todo  matrimonio se puede decir que también depende de las relaciones íntimas. Y en muchas ocasiones, se basan en el físico  de la persona.

Perdona:

En esta vida todos  cometemos equivocaciones  ya que absolutamente nadie es perfecto. En las relaciones, las parejas pueden llegar a herirse  mutuamente. Si no sabes como perdonar, con el transcurso del tiempo la relación puede derrumbarse  por medio de muchos problemas.

 No intentes cambiar a tu pareja:

Es un error que se convierta  habitual el querer cambiar a tu pareja. Todas las personas  poseen defectos y eso es bastante común, pero es totalmente imposible transformar   a una persona para que se adapte a todo lo que desees. Lo aconsejable a esto es crear nuevas costumbres y tradiciones familiares que les gusten  a ambos.

Ads

Maneja el enojo: 

Trata de tranquilizarte  y decirte a ti mismo: “alto” cada vez que quieras expresarle  a tu pareja u otra persona algo que pueda lastimarlo. Lo ideal para calmarte es salir a tomar un respiro y  luego ya mas sereno conversar con ese sujeto sobre lo que te hizo enfadar

Nunca digas  la palabra “divorcio”:

Trata de evitar  las amenazas y de mencionar  la palabra “divorcio”. Si realmente lo vas  hacer, entonces debes ir al registro civil y hacer la separación de los bienes, así que no lo hagas si después  te vas a arrepentir.

No hables mal de tu pareja a sus espaldas:

Nunca hables  nada en contra de tu pareja con otras personas, debido a que su pelea va a pasar y se van a poder reconciliar, pero las demás personas ya saben por lo que está pasando y por ende, siempre van a querer cuidarte  de aquellas personas que intenten meterse contigo.

Ads

    Aprende a leer el amor en tu pareja:

Ads

Cada individuo en este planeta  tiene su propio idioma del amor, el tuyo es diferente  al de tu pareja. Tal vez para él o ella su lenguaje es expresarte  todo con pequeños detalles que no ves. Aprende bien a leerlos porque así la comunicación amorosa incrementa  entre ambos.