Una investigación realizada por científicos estadounidenses dio a conocer las graves consecuencias que tiene el hecho de no acercarte a tus hijos.

Ads

Una reciente investigación en la Universidad de Pennsylvania, demostró los trágicos efectos que tiene sobre tus hijos, el no demostrarle cariño.

En resumen, el resultado publicado en la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y del Adolescente, dice que, los hijos que reciben menos cariño de sus padres, son más agresivos y pierden la capacidad de ser empáticos con mayor facilidad.

Ads

227 parejas de gemelos participaron en la investigación, y fueron divididos por el tipo de crianza que habían recibido, para demostrar si ello podía influir sobre sus conductas sociales.

De esta manera se comprobó que, aquellos que tuvieron una educación mucho más severa, fueron más propensos a adoptar conductas antisociales.

¿QUÉ PASA CON LOS HIJOS ADOPTADOS?

Al mismo tiempo, se demuestra que los hijos no tienen un impacto directo por ser adoptados, sino que, es el ámbito educacional, el que realmente influye sobre la conducta del hijo. Por ende, no se podría culpar a la genética exceptos, en los casos de demencia y otros trastornos de la conducta que aún están en investigación.

Ads

Sin embargo, mucha gente se apoya en este tipo de estudios para ablandar la educación de sus hijos, pero, así como una educación muy severa puede volver a tus hijos unos delincuentes, también lo puede hacer una educación demasiado blanda.

En la actualidad, es común ver a niños malcriados dando pataletas y haciendo berrinches en medio de la calle sin un padre o madre que le ponga un alto en seco.

No promovemos la agresión hacia los hijos, pero incluso los psicólogos más renombrados están de acuerdo en que, una nalgada o incluso, una leve bofetada, a tiempo, puede prevenir conductas erráticas en el futuro, esto, siempre y cuando, esté seguido de una charla que realmente le haga entender al hijo, que sus acciones tienen consecuencias que, en cierto punto, pueden volverse irreversibles.