Un hombre que verdaderamente te  ama mira  belleza en cualquier parte  de tu cuerpo. No le interesa para nada  las arrugas que tengas ni las que luego te aparecerán; no le importan si tienes es  estrías o  kilos demás. A un hombre totalmente  maduro solo le importa  mantenerte feliz para que nunca  se te origine el pensamiento de dejarlo.

Ads

Así son los hombres maduros cuando están enamorados

No juzga:

No se para  a observar  ni a criticar  tus defectos, mas bien   te ama con ellos, y nunca  tendría el pensamiento de  juzgarte por quien hayas sido en el pasado. Un hombre maduro solo le interesa, desde el primer día en que te conoció, asegurarse de que te sientas genial estando  a su lado.

Siempre busca la forma de hacerte sentir mejor:

Ads

Le  fascina  hacerte sentir mejor, jugar con algunas palabras para provocar una linda  sonrisa en tu rostro  y así  sacarte ese estado de ánimo negativo que cargas contigo. Ese hombre se encuentra en  enfrascado en hacer   que siempre te sientas de manera estupenda tanto   físicamente  como  emocionalmente.

Ama la mujer que eres:

Piensa  en tu libertad, abraza tus sueños, le encanta  tus ocurrencias, te ayuda a finalizar  tus proyectos, a abordar cada una de tus  ambiciones y sobre todo, adora  cada detalle de ti ya que  toda tú te vuelves en la mujer ideal  para él. Un hombre  totalmente  maduro  es consciente de lo que tiene y seguro de su lealtad, así que él busca devolverte igual o más de lo que tú le aportas.

Ads

No intenta cambiar la mujer que  eres:

Nunca  intentaría transforma  algo de ti,  te ayuda a desarrollarte como ser humano, a convertirte en la mujer que deseas  ser sin influenciar en tus sueños; porque su mas grande deseo es que seas una persona completamente feliz. Te ayuda a que consigas el  éxito. Y es que claro esta que un  hombre maduro no cambia, un hombre maduro se queda allí  para brindar su apoyo y así crecer y evolucionar. Y así como lo hace él contigo también goza  de tu apoyo.

Siempre esta en cualquier ocasión, para brindar apoyo:

Te da la mano si estás derrumbada, te lleva hacía su hombro  para que llores si lo necesitas  y llora junto a ti  con solo  si te hace sentir mejor. Entre sus  brazos te sientes totalmente protegida  ya que  él es la zona  más cálido cuando sientes mucho frío.