La depresión es una condición seria que nunca debe tomarse a la ligera. Es un trastorno mental, que puede pasar a ser de suma preocupación si no se le presta la atención médica adecuada a tiempo.

Pero, antes de esta ser detectada, o considerarse estar pasando por una depresión, debemos asegurarnos que no sean las personas que nos rodean, que sean ellos los que la padecen, y por ende eso nos puede afectar, y hacernos sentir depresivos.

Por tal razón, presentamos cinco (5) señales de advertencia de que, puede ser la relación la verdadera causa de una depresión.

Ads
  • La pareja le hace sentir pequeño o insignificante: La igualdad es la clave de cualquier relación saludable. Es importante que ambos aprecien lo que cada uno le aporta a la relación y que nunca se menosprecien mutuamente.

Si la pareja y sus acciones, hacen sentir inútil o pequeño de alguna manera, ese es un ambiente tóxico, y no es algo que se deba tolerar jamás.

  • La pareja no teme criticarle o señalar sus errores: No se puede recordar la última vez que se recibió una respuesta positiva por algo que se hizo. Se siente como si todo lo que se hace está mal y él se asegura de que se esté dolorosamente consciente de ello.
  • La pareja es demasiado controladora y da muy poca libertad para tomar nuestras propias decisiones: Él decide cuáles de nuestros amigos son buenos y cuáles son los que necesitamos deshacernos.
  • La pareja ignora las necesidades emocionales y nos rechaza cuando nos sentimos vulnerable: Siempre que nos apetece hablar de algo que está en nuestra mente, que nos hace sentir mal, a él no le interesa oírlo.
  • La pareja tiene problemas de ira que a menudo desahoga con nosotros: Tener una pareja con cambios de humor excesivos y no saber cuándo explotará puede contribuir fácilmente a los sentimientos de depresión y soledad.

Y estar en este ambiente tóxico por un largo período de tiempo sólo puede empeorar las cosas y hacernos sentir que de alguna manera es nuestra culpa, cuando en realidad no podría estar más lejos de la verdad.

Seamos suficientemente valiente como para dejar ir a este tipo de personas, porque tan pronto como lo hagamos, empezaremos a recuperarnos, y sentirnos excelente.