Un estudio revela que los hombres verdaderamente enamorados no son capaces de dejar atrás a sus parejas cuando caminan.

Ads

Y es que, según una investigación de la Universidad de Seattle Pacific, la cual fue publica en la revista PLOS ONE, en teoría, todos tenemos una velocidad óptima para caminar, en el que somos capaces de minimizar la cantidad de energía gastada.

Esto es algo único en cada persona y varía según la masa corporal y la longitud de las extremidades inferiores.

Por esta razón, los hombres suelen tener una mejor velocidad que las mujeres a la hora de caminar. Cuando hombres y mujeres caminan juntos, uno de los dos tiene que pagar el coste energético de desviarse de su velocidad óptima.

Ads

Para examinar estos comportamientos, los investigadores tenían veintidós (22) personas –mitad hombres y mitad mujeres– que formaban once (11) parejas sentimentalmente ligadas. Los hicieron caminar en tres condiciones diferentes:

  1. Solos.
  2. Con su pareja.
  3. Con un amigo del sexo opuesto.

Se tomaban los tiempos en cien (100) metros.

Un hombre enamorado camina más lento: Cuando un hombre caminaba con su pareja, reducía su velocidad hasta en un 7% para seguir la velocidad de la mujer.

Sin embargo, si caminaba junto a una mujer que no era su pareja, su velocidad no cambia significativamente: en verdad, la mujer aumentaba un poco su paso, y el hombre lo disminuía un poco. Si bien había un cambio, no era tan significativo como lo era en la actitud de los hombres con sus parejas.

Ads

La razón: Al reducir la velocidad, están protegiendo a la mujer del incremento de gasto calórico que se produciría si ellas aumentan el paso. Esto podría tener implicaciones adicionales para la movilidad o estrategias reproductivas de los grupos.

Otro dato que llamó la atención es que, cuando dos mujeres caminan juntas, lo hacen más despacio que cuando caminan solas o con su pareja. Esto podría estar relacionado con la cercanía que tienen las mujeres con sus amigas, mientras que los hombres no se sienten tan íntimos con sus amigos hombres.