Una realidad a nivel mundial es la depresión, siendo un trastorno del estado de ánimo, generando en la persona que la padece un sentimiento de vacío, tristeza y desgana.

Ads

No todas las personas que sufren de depresión son capaces de aceptar esta realidad. Algunas se escoden tras falsas sonrisas y un estado de felicidad fingida, haciéndoles creer a los demás que se encuentran en perfectas condiciones, lo que ocasiona daños más profundos.

Ads

En la actualidad la depresión ha ido cobrando muchas más vidas. Esto debido a que la sociedad ha ido generando cada vez expectativas más altas y más difíciles de cumplir, trayendo como consecuencias mayor grado de cansancio, estrés y frustraciones en las personas, dando como resultado normal que algunos de ellos caigan en las redes de este trastorno.

La depresión puede llevarte a tu propia destrucción, por ello es fundamental luchar para poder superarla y tener una vida más plena.

Ahora bien, si no asumimos que hay algo que está yendo mal en nuestro estado de ánimo  jamás lograremos superarlo.

Es fundamental que distingamos si tenemos un problema para que los demás puedan ayudarnos a enfrentarlo. Darnos cuenta de que sufrimos de depresión es el primer logro para  poder seguir adelante. Es por ello que te pedimos que tomes un momento de tu vida para reflexionar sobre cómo te sientes realmente.

Pregúntate cosas a ti mismo para saber si en realidad estás bien, es recomendable que lo hagas a diario, y si notas que hay fracciones de ti que no se sienten muy satisfechas entonces es necesario que acudas a pedir ayuda de algún profesional.

Las personas con este trastorno tienden a guardar silencio y aislarse de los demás, ocultando su vacío interior detrás de una falsa fachada de felicidad.

Ads

Necesitas recordar que la depresión se trata de un grave trastorno que podría conducirte a la muerte. Por lo que debes cuidarte y prestar atención a cualquier señal de desgana o tristeza que puedas presentar.

Considerando que si encuentras algún síntoma de este trastorno no debes ocultarlo, por el contrario, debes acudir a algún profesional. Tenlo presente, estás a tiempo de salvar tu vida.