Razones por las que un matrimonio nunca es ni será perfecto

Ads

Con el transcurso de los años, el mundo ha estado en constante evolución, y, en gran parte esto se ha debido al gran avance que ha tenido la tecnología, y con ellos el gran auge de las redes sociales.

Por tal razón, hoy en día, los matrimonios modernos creen que entre más fotos suban a sus redes sociales, cuando están en un restaurante, en la playa o dándose un beso, son más perfectos, pero, la verdad es totalmente contradictoria, ya que dista mucho de ser perfecto.

Probablemente tengan momentos importantes, de lo cual no puede haber duda, pero incluso han habido estudios que delatan que las parejas que más se muestran en redes sociales declarándose amor eterno, son los que más problemas tienen.

Ads

Si bien, se casan pensando en que será un amor para toda la vida, las cosas no son un lecho de rosas, dentro de los matrimonios existen detalles que lo hacen reales y no ese castillo de ilusiones del que sufren muchos de los que tienen un (1) año de casados. Como dicen: «Los primeros años son de miel, luego vienen… Las abejas».

No es lo mismo un matrimonio joven a un matrimonio que ya tiene más de cinco (5) años, los primeros suelen confundir el amor con el verdadero propósito del matrimonio. Entender que no es perfecto les resolverá muchos problemas matrimoniales.

Llegarán domingos que no saldrán a ningún lado porque el esposo prefiere ver un partido de fútbol, que de no entenderse o llegar a acuerdos, podría terminar en una breve o fuerte discusión.

Ads

No, el matrimonio no es perfecto, porque sabemos que en más de una ocasión a nuestra pareja le puede salir mal olor de la boca, pero, esto no debe ser motivo de divorcio, solo de buscar soluciones prácticas o médicas según sea el caso.

Nunca será perfecto porque jamás se termina de conocer a la pareja, siempre habrá actitudes nuevas, retos de quien tendrá que quedarse en casa mientras el otro trabaja, de a veces no tener el dinero suficiente para realizar lo que habían soñado.

Un matrimonio que se va formando en la confianza, en la humildad y en reconocer que no tenemos a la mujer u hombre perfecto a nuestro lado, hace que sea exitoso, que podrán venir mil obstáculos, pero que aprendiendo de los errores, del atino, de la experiencia todo pueden sacar adelante.

Llega un momento en que la rutina puede cambiar la perspectiva de aquel activo matrimonio, y ambos deben ser lo suficientemente inteligente para pedir ayuda o para implementar nuevas estrategias de encender la llama de la pasión y la comunicación.

Siempre debemos tener presente y recordar que nada es perfecto, mucho menos el matrimonio, que trata de una de las cosas mas difíciles de la vida, la convivencia con otra persona que puede ser tan distinta a nosotros en muchos aspectos.