La ley del Karma se basa en la ley de la causa y el efecto. Es decir, todo efecto posee una causa, así como también toda causa posee un efecto. Están totalmente ligados.

Por lo tanto, todo lo que hacemos en esta vida, creará una energía que volverá hacía nosotros con la misma intensidad. Es por ello, que en esta oportunidad, presentamos estas doce (12) leyes en las que se basa en karma.

  • Ley causa-efecto: Todo lo que nosotros hacemos, bueno o malo, estará relacionado a lo que nosotros recibiremos. Si ofrecemos buena energía recibiremos positivismo, pero si ofrecemos malas energías recibiremos negativismo.
  • Ley de la creación: Los únicos responsables de nuestra vida y de las cosas que nos ocurren, somos nosotros mismos. Lo que nos rodea y el lugar en el que nos encontramos es producto de las decisiones que hemos tomado.
  • Ley de la humildad: Debemos procurar ser seres humildes. Saber que nadie es superior a otro, sino diferentes. Si actuamos sin humildad y con soberbia, no podemos crecer como seres humanos.
  • Ley de crecimiento: Lograremos crecer cuando miremos hacia nuestro interior y dejemos de distraernos con las vanidades del entorno. Tomar responsabilidad de lo que somos e impulsar el cambio que queremos ver en el mundo.
  • Ley de responsabilidad: Debemos tomar conciencia de todo lo que nos ocurre en la vida, ya que, en gran parte, todo corre bajo nuestra responsabilidad. Llevará tiempo comprender esto ya que es común buscar excusas de porqué estamos donde estamos, pero no debemos buscar respuestas en el exterior cuando sabemos que están dentro nuestro.
  • Ley del enfoque: Si nos concentramos en dos cosas o situaciones en un mismo momento, distraemos la atención. Esto no nos permite poder afrontar cada una con la fuerza que se precisa. Fijemos la atención en una a la vez, así podremos crecer peldaño a peldaño.
  • Ley de la hospitalidad: Brindarse hacia un amigo, familiar o ser querido que lo necesita nos hace ver el mundo desde otra perspectiva. Ayudar a quienes nos rodean nos fortalece y nos hace mejores personas. Si queremos que nos den una mano cuando lo precisemos, no dudemos en hacer lo mismo por otros.
  • Ley de la conexión: Todo lo que ocurre en nuestras vidas, está conectado de alguna u otra forma. No podemos analizar la vida como situaciones aisladas, en el universo todo se conecta y todo tiene un porqué.
  • Ley del ahora: En el único lugar en el que debemos concentrarnos, es en el presente. Dejar a un lado el pasado y el futuro, solo podemos accionar sobre lo que pasa aquí y ahora. Debemos mantenernos enfocados, decirle a nuestra mente que no se distraiga y que se centre en disfrutar el presente.
  • Ley del cambio: El cambio siempre se está produciendo, las cosas cambian constantemente y lo hacen en la dirección que nosotros le indiquemos. En los momentos difíciles, debemos estar seguros que cambiarán, pero nosotros debemos indicarles hacia dónde.
  • Ley de la paciencia: Ser pacientes siempre tiene su recompensa. Si sabemos esperar que las cosas se desarrollen con naturalidad, sin forzarlas, sin lugar a duda que podremos obtener un beneficio. Las cosas llevan su tiempo, nada es apresurado.
  • Ley de la inspiración: En todas las cosas que afrontemos, debemos poner de nuestra parte, una pizca de pasión. Algunas cosas merecen más o menos atención, pero en todas debemos poner lo mejor que podamos para que salgan de la mejor manera. No olvidemos nunca, que todo depende de nosotros.