Es normal, que cuando se da inicio a una partida del famoso juego de cartas UNO, todas las lealtades terminan en el suelo. No importa si se está con amigos o familia. Ganar es más importante. Frente a un +2 o un +4, todo vínculo se pone en peligro.

Sin embargo, recientemente ha salido que se ha estado siguiendo las reglas del juego equivocadas todo este tiempo. Pues UNO confirmó reglas reales del juego, y el tiempo se acabó para los tramposos.

Los creadores del juego decidieron aclarar algo que ni siquiera sabíamos que era necesario aclarar. Porque resulta que hemos estado jugando mal a UNO todo este tiempo.

Ads

Todos sabemos lo molesto cuando un +4 sale a escena. Lo consideramos una falta de respeto, deslealtad o venganza por parte de quien lo lanza. Pero si se tiene un +2 en el poder, entonces no se duda en lanzarlo.

Bueno, lamentablemente UNO acaba de confirmar en su cuenta de Twitter que este movimiento no está permitido.

Los creadores del popular juego de cartas UNO aclararon una de sus reglas y desataron toda una polémica, pues confirmaron que las tarjetas +2 y +4 no se pueden acumular.

Esto quiere decir que cuando un jugador lanza cualquiera de esas dos cartas a otro, el que la recibió debe sacar el número indicado y obligatoriamente pierde el turno, aun cuando tenga una carta igual a la lanzada.

Ads

A través de Twitter, la cuenta oficial de UNO explicó que esta regla es para la carta +2, para la que no se puede lanzar otra +2 ni una +4, acumulando cartas para el siguiente; y también se aplica para la +4, que no puede acumular otra +4, ni menos una +2.

“Si alguien pone una carta de +4, debes sacar cuatro cartas y tu turno se omite. No puedes poner un +2 para hacer que la siguiente persona saque seis. Sabemos que lo intentaste”, escribieron.

Y eso no es todo. Ni siquiera se puede sumar cartas +4 entre sí, o intentarlo con las de +2. No es posible sumar ningún castigo.

Los usuarios se sorprendieron, incluso los acusaron de mentir y de no saber jugar, y muchos aseguraron que seguirán utilizando las reglas anteriores.