Tenemos la costumbre de creer que solo los hombres besan en la frente a sus mujeres. La verdad es que ellas también lo hacen, y esto se debe a su poderoso significado que trasciende géneros y nace del más puro y honesto amor.

Todos los besos tienen un significado, pero es el beso en la frente es el que lleva un arraigo emocional más real. ¿Por qué?

No se sabe a ciencia cierta el por qué las personas comenzaron a besarse en la frente para demostrar afecto, pero sí se sabe que esto sucede cuando la persona que lo da, siente una necesidad enorme por proteger, cuidar y estar al pendiente de la persona que recibe el beso.

Ads

Partiendo de esta premisa, se sabe que los besos en la frente son, exclusivamente, para aquellas personas con las que nos sentimos fuertemente comprometidos. Algunas culturas creen, que un beso en la frente es una manera de demostrar el afecto y aprecio que se tiene por la inteligencia del otro.

Se hace de manera inconsciente cuando se guía por un sentimiento real, y suele darse en medio de un abrazo o sujetando el rostro de la otra persona para dar dicho beso. Obviamente, hay cierto tema de “biología” que puede explicar un poco esto, aunque no del todo.

Según la ciencia, cuando la pareja con la que estás es más baja que tú, o está en una posición que le hace colocarse más debajo de ti, el cariño y el afecto, responden al instinto de protección al más “débil”, en este caso, la pequeñez de quien recibe el beso en la frente, es sinónimo de debilidad para el subconsciente de quien besa, es decir, no porque alguien te bese en la frente significa que piensa: “Te beso así porque eres débil”.

No, en absoluto, esto es un tema muy del subconsciente y de los instintos primitivos de las personas donde la racionalidad queda de lado, por lo que, dicha explicación, solo queda en hipótesis, es decir, algo no demostrado.

Ads

Lo cierto es que, el beso en la frente es algo que carece de deseo carnal, y que va arraigado exclusivamente a un sentimiento de afecto puro y sincero.