Los segundos hijos, por lo general, encuentran a padres con más experiencia y sobretodo con mucho menos miedos.

Ads

La idea de que el del medio sufre, es tan solo un mito, que, transmitido de generación en generación, nos fue haciendo creer que el primero era más querido por ser el primero.

Los padres quieren a todos sus hijos por igual, y solo la forma de ser de cada uno formara más o menos empatía con sus progenitores, y no la ubicación de su llegada a este mundo. Sin embargo, dicen que por estar a la mitad o ser del medio, todo se convierte en un equilibrio.

Por tal motivo, en el presente artículo, exponemos catorce razones que pueden demostrar que el del medio, es más fuerte:

Ads
  • Por haber tenido hermanos mayores y hermanos menores, se pueden haber sentido opacados, por lo tanto, saben muy bien destacarse en cualquier grupo.
  • Se adaptan a cualquier situación con mucha facilidad.
  • Por la razón de estar en el medio, se ocupan y preocupan por sus otros hermanos, es natural.
  • Tienen una gran cintura a la hora de solucionar problemas.
  • Tienen una mentalidad abierta y menos prejuiciosa.
  • Controlan a la perfección sus emociones.
  • Saben arreglárselas por si solos, son autosuficientes.
  • No necesitan de nadie que los adule. Ellos son muy seguros de sí mismos y menos necesitan a nadie que les diga lo increíbles que son, lo saben muy bien.
  • Suelen crecer como líderes, y se lucen como tales.
  • No se ponen mal o se agobian si algo no sale como se lo han propuesto. Por el contrario, vuelven a empezar hasta ser exitosos.
  • No sienten presión para lograr sus metas. Ellos consiguen lo que quieren con mucha más facilidad.
  • Han logrado ser independientes, dado que al no ser el mayor o el menor, no son centro de atención.
  • Tienen una gran capacidad para negociar y mejor aún para convencer a alguien de cualquier tema.
  • Siempre se adaptarán a cualquier situación y en cualquier ambiente a lo que sea. Lo hacen muy espontáneamente y seguros.