Según un reporte de FoxNews y bajo la redacción de Miami Diario, una madre de Florida fue arrestada por negligencia infantil.

Esto sucedió, luego de que el personal de la escuela donde estudiaba una de sus hijas, una niña de siete (7) años, cursante del segundo grado informó a la dependencia correspondiente que la pequeña iba todos los días a clases con la ropa sucia, no tomaba baños regulares, por lo que siempre presentaba un fuerte hedor, lo que ocasionaba molestia entre los demás niños y personal de la escuela.

Además, el personal de esta escuela también informó a los uniformados que «en su morral había cientos de insectos que salieron en el comedor»

Ads

Luego de lo sucedido y ya planteado, los investigadores empezaron a movilizarse en el caso, se dirigieron a la casa indicada de la madre acusada y encontraron cucarachas, colchones sucios y comida rancia en toda la casa, especialmente en zonas de ms convivencia para los infantes, como habitaciones, baños y cocina.

Exactamente, un funcionario indicó que había cucarachas por toda la casa, incluyendo las camas de los niños, la zona de la cocina y la nevera. Todo este cuadro requirió de la participación de la Oficina del Alguacil del Condado de Santa Rosa.

La oficina del sheriff abrió la investigación a mediados de abril. De acuerdo con las autoridades, la ropa de la niña se había «empapado de materia fecal y de orina», informó WEAR-TV de Pensacola.

También se pudo conocer que tres (3) niños de esa familia, de cinco (5) y catorce (14) años, asisten a la Escuela Primaria Bagdad en el centro de la Florida.

Ads

Jessica Stevenson, la madre de treinta y tres (33) años, fue acusada de cinco (5) delitos graves de abuso infantil. Se le fijó una fianza de $ 12.500.

El dormitorio de Stevenson estaba relativamente limpio: tiene un televisor pantalla plana, ropa limpia en su armario y un montón de bocadillos.

La madre se defendió de lo sucedido, asegurando que la escuela la había atacado injustamente. «No es fácil estar sola y criar a cinco (5) niños», indicó. «Quiero hacerlo mejor y lo estoy intentando». La sospechosa pagó la fianza y fue liberada el sábado.