Mucho de nosotros tenemos sentimientos en el corazón que no le hemos tomado importancia y lo hemos dejado ahí, pero en el momento menos esperado por tenerlos ahí puede afectarnos de cierta forma. Es por ello, que es fundamental cada cierto tiempo poder depurar el corazón para mantenerlo saludable.

Ads

Cuando esos malos recuerdos que guarda el corazón nos afectan debemos de analizar lo ocurrido en un pasado y sacarlo de nuestro interior. Para que pueda tener un balance y comenzar a valorar lo que realmente merece la pena. Debemos desechas lo que no nos sirve y avanzar en nuestra vida hacia un nuevo amanecer. Cuando tenemos un corazón limpio de buenos sentimientos hay mucho espacio para poder llenarlo de un nuevo amor, de más comprensión y paciencia hacia nuestros seres queridos. No debemos dejar que las culpas nos atormenten, debemos dejar de lado lo que nos provocó infelicidad, olvidarlos de los malos amores, es momento de comenzar de nuevo.

Ads

Los recuerdos siempre serán parte de nosotros, pero hay que mirarlos como lo que sin, simplemente un “recuerdo”.

Hay un momento en que debemos de limpiar nuestras heridas, desechar lo que no nos sirve, lo que está demás que esté en nuestro corazón. Dediquemos ese tiempo en cosas necesarias, en las energías positivas que nos rodean, en tener una buena actitud que esté dispuesta a querer ver la vida llena de colores. No es nada bueno guardar malos sentimientos, sobre todo si te hacen daño, como los celos, la ambición, el egoísmo, las malas actitudes con tus seres amados, saca todo eso y tíralo, no vale la pena tenerlo en tu interior.

Lo que uno debe hacer es entregar amor, compasión y perdón para que seas perdonada por tus fallas. Todos somos imperfectos, todos hemos cometido errores, pero no hay nada que no podamos solucionar. Es por eso, que es bueno deshacerte de todo, que la maldad no se quede en nosotros.

¿No encuentras formas para recuperar tu corazón herido por el amor?

Ads

Este es uno de los recuerdos más dolorosos que podemos tener, es un luto que lleva tiempo poder recuperarse, no te voy a mentir no es nada fácil, pero cuando uno tiene las ganas de querer salir adelante, de empezar de nuevo nuestra vida comienza a darnos fortaleza para poder conseguir esa gloria y desprendernos de ese mal amor. Quizá en un día no muy lejano estés listo para volver a recibir lo que hoy encuentras imposible, nunca pierdas la esperanza.