Esta es una táctica la cual gira  alrededor del engaño. A partir de mentiras, muestras de afecto engañoso y una comunicación totalmente confusa, tanto el que miente como el que se la  cree se envuelven en una dinámica muy complicada, lastimosa y tóxica.

Ads

El centro de toda esta táctica  es el egoísmo, pues la persona que  textea o llama a su ‘peor es nada’, maneja  a la perfección que sólo desea  su atención e interés para solo sentirse admirado y deseado; mas nunca ha estado verdaderamente  interesado en una relación seria.

Por medio de las redes sociales, a través de la pantalla, con emoticones y todas las otras opciones que te aportan las aplicaciones, es mucho más fácil fingir que la otra persona sí tiene una esperanza contigo.

El  benching es un juego en el cual se arriesgan las emociones y sentimientos de la persona que verdaderamente desean comprometerse.  Sin importar el motivo del porque  alguien realiza  esta cruel práctica, detrás de la acción se oculta  muchas inseguridades.

Si una persona te dice para reunirse contigo  y eso nunca ocurre, deberías examinar si tal vez te estás volviendo  en víctima de benching. Por el contrario, si siempre recibes  mensajes de tus diferentes  admiradores, contéstales  con caritas y eso; pero siempre dar largas, entonces deja de engañarlos  a todos y, principalmente, a ti mismo.