En ocasiones disimulamos el sufrimiento que sentimos y al estar interesados es delicado ausentarse del asunto, tan es así que integramos parte de la complicación.

Ads

Cuando etiquetamos a una pareja como tóxica nos viene a la mente las ofensas tanto físicas como emocionales, observándose un deterioro sin violencia. Estos son los casos que estaremos mostrando, indicios que expresan la coacción, en donde tu pareja destruye tu vida y requiere apoyo.

Al relacionarnos con una persona admitimos que todo estará bien, que los momentos juntos serán increíbles, además de querer conquistar el mundo, ya que todo lo alcanzaremos.

Ads

¿Qué hacer cuando observamos que se destruye la persona que comparte con nosotros nuestras ilusiones y no intuimos cómo ayudar? Más aún ¿si en vez de ayudar somos parte de la dificultad o por el contrario tendemos otros conflictos?

Equivocación al querer cargar con los problemas ajenos

En ocasiones nos ha ocurrido, queremos ser la persona que salga adelante con la problemática, pero luego nos damos cuenta que podemos solventar la situación, pero en numerosas ocasiones las circunstancias son más arduas y en realidad no podemos con ella.

Puedes brindar la ayuda, pero teniendo en cuenta hasta donde las situaciones son realmente graves y no puedes con esta situación. Debes tener en cuenta ciertos parámetros, como por ejemplo lo dañino de la familia, el apego a las drogas, u otras aficiones, las posibles dominaciones sufridas, hay muchos más senderos por andar de lo previsto.

Las situaciones no surgen sencillamente, nuestra pareja entra en conflicto sin ser capaz de lograr una solución y luego cuando se alivia surgen las preocupaciones de tiempos anteriores. Debes prestar atención a estas señales

Ads

Debes prestar atención a estas señales

En vez de ayudar, hasta puedes llegar a infectarte o lesionarte, encaminándote a un precipicio donde no podrás parar sin lograrlo o también conseguirás tener hasta las mismas posturas para lograr su compañía y sin fijarte que estarás desperdiciando mucho.

1- Haz desarrollado adicines por él

En ocasiones tu pareja esconde su dolor en sustancias dañinas o quizá inclinarse en la intimidad como un escape, y por querer apoyarlo has seguido sus pasos al grado de dañarte.

2.- Terminan y vuelven

Las circunstancias te agobian, sientes que ya no podrás más, que pronto te vas, sin embargo la culpa llega y crees que eres la unica persona que puede ayudarlo.

3.- Al estar juntos te sientes agobiado

Sientes que eres la persona que siempre lo consolará, cada vez que estas con él te llenan de sus cuentos, de sus lamentos. Cuando estás sola determinas que son muchos asuntos a los que te enfrentarás, desconfías pero continúas con él. Si no te sientes bien, es mejor dejar todo hasta allí.

4.- Faltas a cosas importantes por él

La manera con la que él enfrenta sus situaciones te ha generado conflictos, tanto en el trabajo, las clases, tu familia, conocidos, con la mente presente siempre en él. Cabe considerarte y apreciarte.

5.- Accedes a lo que él quiera aunque eso no te haga sentir bien

Es la mejor manera de darte cuenta que estas siendo vulnerada, te descuidas, das hasta lo que no tienes por él, pero sin ser competente y con el malestar de hacer algo que no está en ti.

Ads

Ten presente si no estás bien, no lograrás favorecer a otras personas, pero mucho menos eres la comisionada para proteger a otros, cada persona debe tomar esta decisión por sí sola. Si tu pareja te quiere hará mucho por ti, de resto ponte a resguardo.