Ser una mujer fuerte puede generar un gran impacto positivo en las personas que tengas a tu alrededor. El hecho de ser una te convierte en alguien independiente en todos los sentidos, amable, segura de sí misma, sabes seguir tu intuición y confiar en ti misma ante cualquier problema o situación. Aquí te presentamos 5 señales de que eres una mujer fuerte, si te identificas con ellas, lo más seguro es que seas de esas que resaltan entre la multitud.

  • Tienes amor propio: te quieres a ti misma sin importar los errores que has cometido, los aceptas y aprendiste de ellos, pues todos somos humanos y por ende cometemos errores. El amor propio requiere de esfuerzo, por lo que las mujeres fuertes saben amarse a sí mismas.
  • Tienes independencia: no dependes de nadie en ningún sentido: emocional, económico o mental. El miedo al fracaso no determina tus acciones, por eso sabes valerte por ti misma y sabes que tu felicidad es responsabilidad tuya, no de más nadie.
  • Sigues tu intuición: aprendiste a calmar tu mente y escucharla, por eso cuando tu intuición te habla, sabes cómo seguirla. Sabes que eres la única que te conoce realmente y sabes lo que quieres, por ellos luchas por tenerlo sin esperar a que otro lo haga por ti.
  • Eres amable con otros: la bondad no es una señal de debilidad, más bien te permite conectarte con los sentimientos del otro. Tener compasión con otros es una característica clave de las mujeres fuertes.
  • Muestras tu apoyo incondicional: cuando te preocupas por alguien, te aseguras de estar allí para apoyarlo y prestarle tu hombro cuando quiera llorar. Entiendes que muchas veces los otros necesitan palabras de aliento, por eso siempre estas dispuesta a brindarles tu ayuda.

Ser una mujer fuerte no es algo que sucede de un día para otro, debes trabajar en ello. No te rindas, lucha por esa independencia y felicidad que mereces.