Existen ciertas actitudes, gestos o “atenciones” por parte de esa persona especial, que, a simple vista, nos puede parecer tiernos y románticos, pruebas de amor, que, en lo personal, pueden ser señales de que verdaderamente quiere algo serio con nosotros.

Sin embargo, no siempre es así. El amor no es posesión, no es prohibir y mucho menos robar la personalidad del otro, algunas cosas pueden camuflarse y pasar por “cosas bonitas” ante nuestros ojos.

Por eso, es necesario estar siempre atentos y observar cada comportamiento de la pareja, porque estos pueden contaminar hasta que se vean como algo completamente normal.

Ads

Así que, lo mejor es identificar a tiempo los siguientes puntos, y manifestar si algunos nos molestan:

  • Cuando no estás a su lado, siente celos.
  • Él siempre paga la cuenta (ojo, con una actitud superior).
  • Es sumamente sobreprotector.
  • Su caballerosidad es tan extrema, que te incomoda.
  • Habla demasiado sobre él y sus planes a futuro.
  • Habla de más sobre los hijos que quiere tener.
  • Hace voz de niño pequeño cuando está contigo.
  • Le gustan más las mujeres sin maquillaje, que con maquillaje.
  • Detesta que digas groserías.
  • No le gusta que te vistas con ropa “corta”.
  • No acepta que vayas a fiestas sola, o sin él.
  • No le gusta que veas más a tus amigos que a él.
  • Quiere pasar todo el tiempo juntos (aunque el que pasen ya sea demasiado).
  • Hace lo que sea para que le cuentes absolutamente todo.
  • Dice que eres mejor que las chicas con las que ha estado.
  • Te dice demasiado rápido que te ama.
  • Te dice que no puede vivir sin ti.
  • Te da regalos demasiado costosos.
  • Te hace promesas exageradas e incómodas.
  • Te lleva a lugares extremadamente caros, aunque tú no quieras.
  • Te llama en todo momento para saber en dónde estás.
  • Te escribe todo el tiempo y quiere que le contestes al mismo ritmo.
  • Te muerde los labios casa vez que se besan e “hiciste algo mal”.
  • Pide que le mandes tu ubicación.
  • Te pone sobrenombres recién que lo conociste.
  • Te toca frente a los demás y te incomoda.
  • Siempre dice que los demás le tienen envidia.
  • Quiere tener relaciones 24/7 porque te dice que eres muy sexy.
  • Hace lo que sea para caerle bien a tus amigos.
  • Mide los tiempos de tus mensajes.