Creo que al menos el 90% de las personas, ha consumido alguna vez el Jengibre. Desde condimento hasta poderosos tés, el Jengibre se considera uno de los tubérculos que aportan más propiedades para la salud, no es por nada que, desde hace más de 3000 años, las personas lo añadan en su dieta.

Ads

Entre sus grandes propiedades, se encuentran:

  1. Regulador de nauseas: Algunas culturas indígenas, usaban este tubérculo para disminuir las nauseas durante el embarazo. Sin embargo, debe consultarse un médico ya que el consumo no moderado, puede causar daños al feto.
  2. Antiinflamatorio: Gracias a su poder anitiinflamatorio, logra disminuir los síntomas de la tos seca, anginas y cualquier afección muscular relacionada con inflamaciones.
  3. Digestivo: No solo ayuda a metabolizar el alimento más rápido. También, ayuda a proteger el estómago de úlceras y disminuye los gases.
  4. Analgésico: No posee un analgésico natural, pero gracias a su efecto antiinflamatorio, ayuda a combatir algunos dolores que sean producto de dichas inflamaciones.
  5. Alivia la gripe: Este es quizá su beneficio más conocido. Desde la antigüedad, el té de jengibre, miel y limón, ha sido una reconocida bebida que ayuda a combatir el resfriado común.
  6. Aliento: Para ese aliento a tiburón, el jengibre es tu mejor aliado. Su efecto refrescante y antibacteriano, ayuda a limpiar la boca.
  7. Diarrea: Por su misma propiedad antibacteriana, ayuda contra la diarrea asociada a parásitos y bacterias.
  8. Mejora la circulación: Este tubérculo ayuda la circulación, ya que fluidifica el torrente sanguíneo al atacar el colesterol y el exceso de grasas.
  9. Dolor menstrual: Gracias a su propiedad antiinflamatoria, los dolores menstruales pueden verse reducidos notoriamente.
  10. Fortalece el sistema inmune: Su propiedades están basadas en una cantidad concentrada de vitaminas que ayudan a fortalecer tu cuerpo y enfrentar enfermedades.