Cuando tenemos nuestra primera cita solemos tener altas expectativas e ilusiones de que todo salga perfecto. Sin embargo, aunque no se espera y tienes algo de mala suerte pasan situaciones incómodas que nos hacen querer escapar de donde estamos. Por eso, debes estar preparado mentalmente tanto para lo bueno o lo malo que puede pasar. A continuación 5 posibles situaciones incómodas que pasan en la primera cita.

Que no llegue

Si es una persona que no tiene mucho interés y quizá duda acerca de lo que puede sentir es probable que se desanime a ir a la cita y llame para decir que no podrá inventando cualquier excusa o en el peor de los casos ni llame y simplemente no aparezca.

No fluye la conversación

Otra situación común es que por el nerviosismo de ambos y falta de naturalidad por querer quedar bien con la persona  la conversación no fluya o quizá también se de el caso que no se encuentran temas que sean de interés común. Cuando la conversación no fluye en una primera cita, los silencios se tornan muy tensos.

Una broma que no es comprendida

Otra situación posible es que uno de los dos haga una broma con el objetivo de potenciar el sentido del humor en la charla y provocar una sonrisa en la otra persona, y no lograr este objetivo. El sentido del humor también es muy subjetivo, por esta razón, conviene tener cuidado con el uso de la ironía en un primer encuentro.

Que atienda el teléfono

Esta es una situación muy incómoda porque denota que no pone el interés debido en su cita y no es que rotundamente no debe contestar el teléfono sino lo incómodo es que se ponga hablar un buen rato.

Que hable de su ex

También resulta bastante tenso ser confidente en una primera cita y escuchar cómo el acompañante relata anécdotas de su ex, revive su pasado sentimental y convierte el presente en la excusa perfecta para hablar del ayer.

Fuente: Son pareja