No cabe duda de que cada mujer tiene sus trucos y preferencias en la intimidad, pero aún así hemos comprobado que cuando tienes ciertas actitudes y realizas ciertos movimientos a la hora de la intimidad, se puede disfrutar mucho mejor del encuentro. Aquellas mujeres que realizan las siguientes 5 cosas son sencillamente FENOMENALES.

¿Será que eres una de ellas?

  1. Exploras tu cuerpo

Conoces a la perfección cuales son tus puntos más sensibles, el tipo de reacción que tienes y cual estimulación te funciona mejor. Es necesario hacer esto ya que así te ahorrarás mucho tiempo a la hora del acto. Si algo te gusta es porque ya lo habrás probado antes. No hay que tener miedo de pedir lo que te gusta y al mismo tiempo no debes cerrarte a la posibilidad de experimentar cosas nuevas.

  1. Tienes un buen balance del lado emocional y el sexual

Si eres el tipo de mujer que se muestra sensible, pero a la vez un poco atrevida, te dijo que haces las cosas muy bien. No porque se trate de sexo quiere decir que no puedes mezclar un poco tu parte sensible o expresar lo que sientes más allá del sentimiento carnal. Esto es muy importante ya que de esta manera se puede fortalecer sus lazos afectivos y sexuales.

  1. No sientes vergüenza de admitir que te gusta el sexo

Muchas mujeres sienten vergüenza y pena al admitir que les gusta tener sexo, de que lo disfrutan y tienen deseos e iniciativas propias. No importa la edad que tengas, si te encuentras viviendo esta etapa en tu vida, tendrás todo el derecho de disfrutarla y tener presente de que es algo completamente natural, así que no reprimas ese sentimiento carnal.

  1. Sabes decir que NO cuando algo no te gusta

Esto deja en claro que tienes tu autoestima bien puesto y tu carácter también, no estarás dispuesta a dejarte denigrar por nadie. El hecho se trata de que te encuentres disfrutando de tu vida sexual y esto no implica que tu calidad moral disminuya. Somos mujeres libres de negarnos a cualquier cosa no nos guste y no debemos dejar que nadie nos convenza de lo contrario.

  1. Tomas la iniciativa

No esperas a que tu compañero tome la iniciativa, ni tampoco estés a la espera de lo que él te puede “proponer”, eres una chica confiada que tiene mucha seguridad de sí misma y de lo que puede hacer en la intimidad, sencillamente si tienes ganas de tener relaciones serás capaz te tomar la delantera y dar inicio a un encuentro sexual. Eso es algo que ellos realmente disfrutan.