El amor es un sentimiento que nos hace disfrutar más de la vida, dándonos un lindo significado de lo que es compartir con alguien que quieres mucho. Pero también existen dentro de ello amores que pensamos que son buenos pero a la larga comienza a hacernos daño, dañando todo el significado que uno tiene sobre el amor. Te daremos los 3 amores tóxicos que puedes encontrar en una relación.

Manipulador

Ads

En un principio uno no se da cuenta, pero bien va pasando el tiempo los amores obsesivos se convierten en controladores. Esto puede ser notado en las situaciones cuando la pareja te produce culpa sin haber hecho nada malo, es posible que estés siendo un objeto de manipulación. El dialogo suele ser dos actos de desamor: la ironía y el sarcasmo. Aunque pueden estar disfrazados de chistes ingenuos o pequeñas burlas, que puede afectar la autoestima de la persona.

Posesivo

Estas personas posesivas viven la relación de transformación a la otra persona en un objeto de su dominio. Ven a la otra persona como su propiedad, teniendo derecho sobre ellos en toda circunstancia. En la vida de un posesivo, nada queda librado al azar. Los controladores olvidan que cada uno es dueño de su vida y las víctimas en esta relación, suelen pensar que las indicaciones de su pareja son por su propio bien.

Ads

Celoso

Puede que uno tome como algo normal los celos en una relación, esto puede ser normal cuando no se pasan de la raya, cuando se mantienen sanamente. Debemos tener en cuenta que los celos obsesivos son producto de inseguridad y una costumbre insana manera de amar. La persona extremadamente celosa se vuelve paranoica y desconfía de todo el mundo. No quieren que nadie se le acerque a su pareja, convirtiéndose dueño de su vida social.

 

 

Ads