Deja de preocuparte por lo que ya pasó, no puedes cambiarlo lo único que puedes hacer es aprender de ello y llevarlo en la vida para no volver a caer en ese error. Míralo como una parte de tu vida, cada experiencia míralo como si alimentara tu personalidad y te convirtiera en la persona que eres hoy en día. No malgastes tus horas en la constante queja por carecer de algo, desgastando tus horas en soñar con lo que careces y anhelas lograr o tener. Cuando deberías de fijarte en la meta de lograrlo, luchar por conseguir lo que tanto añoras, vivir de una por todas.

Ads

Olvídate del ayer, lo que importa es el HOY

Ads

Lo que no debes permitir en vida es que los días se vuelvan monótonos, tienes que saber que el “ayer” es tan sólo: un pasado del cual solamente tendrías que guardas los buenos momentos, los que te hacen sonreír, los recuerdos bonitos.

Hoy es el ideal para decir “Yo puedo”

Que sea un día para decir “te quiero” lleno de amor y fe, buscar el momento preciso de abrazar a alguien, de sentir, para crear y vivir de manera plena con totalidad. Es ahora cuando debes llenar tus horas con optimismo, de alegría. Ten siempre la fe presente y lograrás lo que te propongas. No pierdas el tiempo en tristeza, no emplees tus horas en llanto, todo lo contrario: lucha por ser feliz y constante porque sabes bien que todo lo que hagas hoy tendrá repercusión en los resultados de mañana.

“¡Disfruta del día de hoy!” Vívelo

Ads

Debes saber que la vida es efímera, y que por mucho que lo intentemos, no podemos controlar el futuro. Lo que si podemos tener es la fortaleza y capacidad de vivir el presente con buenas expectativas y deseos que nos harán guiar hacia lo que tanto soñamos. A veces vives en la constante lucha de perseguir tus sueños, y está muy bien. Pero ten los pies sobre la tierra mientras luchas por esos ideales. Recuerda: este momento sólo existe en el día de hoy para vivir y ser feliz, y no olvides decir “te quiero”.