En la primera cita tantos hombres como mujeres solemos sacar la mejor cara. Siendo atentos, amistosos, maduros. Sin embargo, cuando empiezas a conocerlo más y más, vas notando ciertas costumbres que te hacen sentir cierto rechazo interior.

Te hablamos de las peores cualidades del hombre.

El hombre enamorado de sí mismo

Ellos piensan que el mundo gira alrededor de ellos, no hay nada más importantes que ellos. Estar con una persona que se idealiza a sí mismo significa que te va a situar en un rol de inferioridad respecto de ese pedestal en el que se ha posicionado.

El hombre enamorado del amor

Habla del amor en términos de ilusión, mariposas en el estómago y emociones intensas. Si buscas algo serio con esa persona, ten presente que corres riesgo de que cuando pase esa fase de aventura inicial, sienta el peso de la rutina y nuevamente rompa la relación en el punto de siempre.

El hombre que no sabe lo que quiere

Si inicias una relación con un hombre que está en este punto, te vas a dejar arrastrar por la inercia de ese desconocimiento que sólo te va a traer sufrimiento. Son hombres que pueden despertar totalmente transformado y cambiar de opinión como si nada.

 

Tenemos que ser más observadoras e impedir cruzarnos con estas personas para no tener una relación que en el futuro nos podemos arrepentir.