Cuando sucedió por primera vez yo era inocente, emocional e idealista, pero terminé con el corazón extremadamente roto.

Pasé mucho tiempo pensando en por qué las cosas no habían funcionado tal y como lo habíamos planeado. Fue fácil hasta que ya no lo fue más.

La segunda vez que me enamoré fue una experiencia bastante opuesta. Fui precavida, escéptica y construí a mi alrededor una fortaleza emocional. Pero poco a poco se fue desmoronando, hasta que todo lo que importaba era que él y yo estábamos felices y que todo iba bien.

large-4

Y eso es enamorarse. Es una droga natural, un torrente de emociones intensas que te toma a la fuerza.

Nunca lo ves venir y de repente, inesperadamente, todo encaja y te das cuenta de que ya no hay vuelta atrás.

Cuando te encuentras en ese dulce lugar piensas: “Aquí es dónde quiero estar. Para siempre”.

Mientras nos enamoramos, nuestros sentimientos nos impulsan a tomar algunas de las decisiones más irracionales que jamás tomaremos.

Sin embargo, a menudo no nos damos cuenta de que siempre se acaba.Todo lo que sube debe bajar. A veces estamos en la parte más alta durante meses y a veces durante años, pero siempre se acaba.

amor-18

A menudo nos ciega la ilusión de que todo lo bueno es infinito e invencible. Una vez que bajas y la realidad apesta… se vuelve un poco más complicado.

Cuando los sentimientos disminuyen, debemos esforzarnos el doble para mantener y profundizar las relaciones.

Si realmente quieres seguir enamorado, debes elegir amar, siempre. Una elección construida sobre las bases de la comunicación, confianza y  aceptación. Significa ser honesto con tu pareja a la vez que eres honesto contigo mismo y el comprender que los compromisos son la clave para las relaciones sanas.

Significa saber que tu pareja cometerá errores. Y tú también.

amor-13

Significa que incluso cuando no sientas que estás enamorado, decidirás conscientemente seguir adelante. Porque amar es mucho más que estar enamorado. Tendrás que esforzarte. A fin de cuentas, el esfuerzo está en las decisiones que tomas.

Escoger amar es escoger el altruismo y tomar decisiones favoreciendo al otro, una tarea que no siempre es fácil de hacer ya que, inherentemente, todos estamos a favor de nosotros mismos.

Sin embargo, si nos damos cuenta de que lo temporal es fácil, pero lo que dura para siempre es difícil, trabajaremos consistentemente por las cosas y personas que valen la pena.

Vía: Upsocl