El ayuno intermitente es una tendencia de aptitud física muy popular en la actualidad. Los estudios han demostrado que no solamente te ayuda a perder peso y mantenerte en forma, sino que incluso puede tener un impacto bastante positivo en tu vida y prolongarla.

Ads

Es un patrón alimenticio en el que el período de comer y el del ayuno se intercambian por turnos. No es una dieta, lo único que cambia es la hora en la que ingieres tus alimentos normalmente.

A diferencia de las dietas, el ayuno es bastante normal para los seres vivos incluyendo a los humanos. Incluso, hoy en día, muchas de las principales religiones practican el ayuno de varias formas completamente distintas. Con base a esta información, podemos concluir que el ayuno es menos estresante para el cuerpo que muchas otras dietas, además de ser algo normalmente practicado desde tiempos inmemorables.

Ads

 

¿Cómo funciona?

De manera resumida, cuando comes, tu cuerpo pasa horas procesando la comida que has consumido recientemente, tomando la energía necesaria de la misma. Cuando ayunas durante un cierto periodo de tiempo, tu cuerpo no tiene esta fuente de energía y lo que hace es usar la grasa que has almacenado.

La reacción de nuestro cuerpo a la comida causa la producción de insulina. Y cuanto más sea la sensibilidad a la insulina, más nos volveremos sensibles a ella. Estos cambios conducen a la pérdida de peso y ayudan a desarrollar músculos.

 

Ads

Beneficios

  1. Reduce el riesgo de contraer cáncer y además facilita su tratamiento, disminuyendo así los efectos secundarios de la quimioterapia.
  2. Neutraliza la presión arterial y protege cualquier enfermedad ligada al corazón.
  3. Reduce el nivel de azúcar en la sangre y disminuye el riesgo de diabetes tipo 2.
  4. Reduce la inflamación del cuerpo.
  5. Incrementa las células nerviosas y mejora la función del cerebro.
  6. Ayuda a prevenir el alzhéimer o reduce su gravedad.
  7. Ayuda a incrementar la salud y la vida.

 

6 maneras populares de hacer el ayuno intermitente

 

  • Método 16/8: Consiste en ayunar 16 horas y comer durante 8 horas, de dos a tres comidas. Durante las horas de ayuno solo puedes tomar agua, té, café u otras bebidas no calóricas. En general, se recomienda a las mujeres ayunar durante un periodo un poco más corto que va de 14 a 15 horas.

 

  • Ayuno de 24 horas: Una vez por semana deja de comer durante 24 horas, desde la cena de un día, hasta la cena siguiente. Durante el resto de los días, podrás comer normalmente.

 

  • Método de 5/2: Aquí podrás comer normalmente durante 5 días. Los dos días restantes, solamente consumirás el 20 o 25% de tu ingesta calórica diaria normal.

 

  • Ayuno cada dos días: Como el nombre lo dice, estás ayunando un día de por medio, lo cual significa que no vas a comer absolutamente nada en los días de ayuno o una cantidad mínima de alimentos.

 

  • La dieta del guerrero: Se supone que tienes nada más un lapso o periodo de tiempo para comer 4 horas por la noche cuando solo comes una gran comida. En el día, solo comerás pequeñas cantidades de fruta y verduras crudas.

 

  • Espontáneo: Este patrón de ayuno se adopta para esas personas que no pueden seguir ninguno de los horarios mencionados anteriormente. En ocasiones, puedes optar por omitir comidas o tener un día completo de ayuno cuando desees. Se trata de elegir lo mejor que se adecúe a tu estilo de vida y horario.