Hay personas que en un inicio cuando las conoces no son de hablar mucho, siempre se mantienen en silencio, sonriendo de vez en cuando y diciendo uno que otra palabra cada cierto tiempo. Y uno puede catalogarlas como personas extrañas que se encuentran en su mundo. Pero estas personas son muy interesantes de explorar sus sentidos, ya que son personas muy interesantes que tienen mucho que decir. Dentro de ellas esconden un universo variado y apasionado.

Ads

Cada uno de nosotros podemos procesar la información de forma distinta. Sin embargo, en ocasiones, no somos conscientes de esas diferencias ya que van ligado sobre todo a nuestro estilo de personalidad. Pero muchos estudios han comprobado que las personas calladas, respondiendo a un perfil introvertido, son personas pausadas, meticulosas y profundas. Pero a la misma vez son fascinantes. Todo ese estimulo que tiene una persona callada, hace un complejo recorrido vinculado a la memoria emocional, al análisis y la planificación.

Personas calladas, aves extrañas en un mundo de extrovertidos

Ads

Uno suele calificar a estas personas silenciosas como que esconden algo ya que siempre son alejados de los demás. No son de hablar mucho, siempre dicen lo necesario, sus interacciones son limitadas. Sin embargo, hemos descubierto que estas personas tienen un universo increíble dentro de ellos, ya que cuando eres parte de su mundo y te entras en ellos, tienen mucho que decir, hay mucho que explorar. Siendo una persona muy interesante.

Son personas que no ven necesario demostrar toda su capacidad porque son tan extraordinarios que temen que los demás lo vean como un bicho raro, así que sólo a las personas que pasan la prueba son los que descubren la increíble mente que tienen estas personas.

Nosotros no debemos juzgar antes de poder hablar con esa persona, de conocer su historia de poder adentrarnos en su mente. Debemos primero conocerlo para luego poder hablar de ellos.

Ads