Algunas personas tienen una relación de amor /odio con su familia, jefe , amigos e incluso su pareja. Pues aquellas personas pueden ser en un momento totalmente cariñosas y en otro momento muy ofensivas. Entonces nos preguntamos ¿Cómo llegan a tener novio/a? ¿Cómo llegan a conseguir trabajo con ese carácter?. Este tipo de personas no suelen pensar lo que van a decir llegando a ofender muchas personas.

Encontrar la forma de tratar con la gente grosera no es fácil, y menos si es tu jefe o tu madre, pues son personas con las que debes pensar dos veces antes de discutir con ellos. Aquí algunas frases sencillas y sutiles que pueden ayudarte en estos casos.

1. MUCHAS GRACIAS

Un simple “gracias” dice mucho. No sólo muestras a la otra persona que sus palabras no te afectaron sino refleja madurez de tu parte.
Este pensamiento mantendrá tus pensamientos y acciones positivas, además demuestras que las palabras groseras simplemente no toman poder sobre ti.

2. RESPETO TU OPINIÓN

Es una actitud inteligente. Mostraras a la persona grosera que sólo desea comunicarte de manera adulta, sin rebajarte a su nivel. Las personas groseras siempre querrán dejarte abajo en una conversación, pero demuéstrales que puedes llevar una conversación con dignidad y respeto.

3. ESTA CONVERSACIÓN HA TERMINADO

Si te encuentras demasiado enfadado para responder a alguien de una manera civilizada, sólo tiene que poner fin a la conversación. No creo que quieras causar daño permanente a una relación por perder la calma, pero tampoco te quieres faltar al respeto a ti mismo.

4. VAS A HERIR MIS SENTIMIENTOS.

Aunque es un poco sarcástico, pero le dice a la otra persona que optas por no absorber su negatividad.

5. TIENES RAZÓN.

Aunque la mayoría de las personas tienen dificultades para decir estas dos palabras, es beneficioso pues hará que la otra persona piense que tenía razón con lo cual se dará por culminada la discusión.

6. SIEMPRE HAY ALGO NEGATIVO QUE DECIR, ¿VERDAD?

Esto llamará la atención de estas personas, haciéndoles pensar dos veces antes de elegir los temas de conversación. No sólo va a llamar su atención en sus propias palabras, sino también los obligan a reconsiderar lo que dirán en el futuro.

7. ME AMO, Y YO TAMBIÉN TE QUIERO.

Esto sólo puede aplicarse en ciertas situaciones con los amigos, la familia y su cónyuge, pues esto no se lo diría a su jefe, ¿verdad? La bondad siempre prevalece sobre la negatividad; la oscuridad no puede prosperar en donde está presente la luz. Cuando expresas a la otra persona lo mucho que amas la vida, sus comentarios se vuelven irrelevantes y pierden potencia rápidamente. Sus palabras tienen la capacidad de aumentar toda la energía de una habitación y promover la conversación más positiva.

8. RISA

Esta reacción busca atrapar a la persona grosera con la guardia baja y hacer que esta se sienta incómoda. Una risa hará que el momento que parece grave se aligere un poco e enviarás un mensaje de que los comentarios groseros de otras personas no afectan tu estado de ánimo o la visión de la vida.

En pocas palabras: Solo tú eliges cómo reaccionar ante cualquier situación dada, así que elige siempre la felicidad!

Fuente: ​Power of Positivity