Se dice que los hombres y las mujeres vienen de dos planetas distintos, aunque hablemos el mismo idioma, lo veremos todo de una manera distinta. Pero de alguna forma, siempre nos arreglamos para enamorarnos, acabar formando una familia y descifrarnos mutuamente durante toda una vida.

Ads

Sin embargo, hay ciertas cosas que nosotras, las mujeres, solemos decir y que sería mucho mejor que se quedarán en nuestra mente y no sacarlas. El día de hoy te mostrare algunas frases que pueden ser peligrosas, y, que las mujeres con sentido común, no deberían de utilizar y si las utilizas te invito a que quites esas palabras de tu repertorio.

“¡Tú tienes la culpa!”

Ads

 

Aun teniendo la razón en esta parte, no mejorará la situación solo por decirla. Si te sientes muy enojada, sería bueno que antes de decirla, te detengas un momento a pensar que podrías estar hiriendo a tu pareja haciéndolo sentir culpable.

 

Ads

“Si yo realmente te importara, entonces tú…”

 

Esta es una manera muy astuta de manipular a tu pareja y hacer que salga corriendo a tus brazos a decirte lo mucho que te ama. No elijas seguir el camino erróneo de la manipulación ya que él poco a poco, dejará de caer en esa clase de manipulaciones.

 

“No puedo vivir sin ti”

Parece una frase inofensiva y hasta tierna, pero detrás de esa frase se esconde un sacrificio impropio de una mujer adulta, ya que querrá hacer sentir al hombre con una gran responsabilidad y él se sentirá aterrado por tanta responsabilidad y más si se está iniciando la relación.

Ads

 

“¿Cuándo nos volveremos a ver?”

Se supone que esta pregunta la hace él, no tú. Irónicamente, es más agradable para un hombre sentir que es él quien nos conquista, y no al revés. . Y una mujer misteriosa, que no dice nada concreto, es mucho más preferible que aquella que busca citas desesperadamente.

 

“¿Me quieres?”

Ads

 

Ads

Hacer esta pregunta es mostrar tu inseguridad que tienes sentimentalmente, de que tu pareja no puede sentir cariño por ti.  ¿Por qué deberías revelar tu inseguridad, además, tan francamente? No deberías prestar tanta atención en lo que puedo o no sentir él por ti, más bien fíjala en otras cosas, aprende algo nuevo, reduce el tiempo que pasan juntos y observa si te echa o no de menos. Es mejor eso que escuchar un “sí” casi por obligación.

 

“¡Nunca lo harás!”

 

Suena como un desafío y también es una vil manipulación. Un niño pequeño, tal vez, se apresure a demostrarte que sí puede y no es débil. Pero un hombre adulto puede que solo lo haga un par de veces y, tan pronto como se dé cuenta de lo que está sucediendo, cambie su actitud hacia ti. Y esa actitud no será muy buena.

Ads

 

“¿En qué estabas pensando?”

 

Es como decir, básicamente: “no puedes hacer nada bien”. Es como colocarte por encima de tu pareja, como si le estuvieses haciendo una auditoría. Mejor será que lo apoyes, diciéndole que no ha sucedido nada tan terrible, o si no digas nada.

 

¿Y tú? ¿Tienes ejemplos de frases que es conveniente eliminarlas de nuestro vocabulario?