Las altas expectativas sobre las demás personas, suelen verse opacadas cuando el amor se cruza en medio. Amar a alguien, engrandece las posibilidades reales, nos hace fantasear con futuros al lado de esa persona y nubla el juicio. No digo que amar está mal, el problema viene cuando anteponemos el deseo y el cariño por encima de la razón. Esta dificultad de ver las cosas tal y como son, representa un peligro al momento de querer a alguien que tal vez no nos corresponda, porque, por el cariño que sentimos, somos capaces de hacer oído sordo a lo que la otra persona realmente quiere. Entonces ¿Cómo dejar de querer a alguien que no nos corresponde?

Photo by Jake Davies in Unplash

  • Aceptar la realidad tal y como es: Debemos ser duros con nosotros cuando se trata de amar; y si no aceptamos que a veces simplemente alguien no quiere estar con nosotros, entonces estamos mal.
  • Reconocer el valor de cada persona: No porque alguien no te corresponda, significa que es una mala persona, simplemente, a veces nos enamoramos de quien no debemos. Hay que darse cuenta de qué personas reconocen nuestro valor y qué papel jugamos nosotros en sus vidas.
  • Madurar nuestro amor propio: El amar a alguien que no nos corresponde de forma necia, es un síntoma de la falta de amor propio. Enfócate en amarte a ti misma y reconoce que dentro de ti, hay suficientes cosas buenas como para vivir feliz sin esa persona.

Photo By misael nevarez

  • Su vida, su camino: Una de las cosas más difíciles de aceptar, es el hecho de que la persona que no nos corresponde, tiene su vida y seguirá su camino sin ti. Tú debes hacer lo mismo.
  • Enfócate en quienes te merecen: Simple, la amistad es el mejor consuelo para un desamor. Las personas que están ahí de manera incondicional, serán el mejor refugio para ocupar tu mente en lo que realmente vale la pena.