La vida en pareja nunca ha sido simple o sencilla, pues se trata de un proceso adaptativo que resulta complicado al momento de entender, comprender y sobre todo aceptar, los defectos y virtudes del otro.  La convivencia es uno de los momentos donde más se pone a prueba el amor, pues el constante trato con tu pareja, te obliga a ver todas las partes de lo que ustedes forman, incluso las malas.

Es por eso que la convivencia se vuelve uno de los mayores detonantes de la muerte del amor de las relaciones. Sea o no ese el motivo principal por el que tu relación se destruya, acá te damos 6 frases que suelen delatar que tu relación va en picada y quizá, puedas salvarla al darte cuenta a tiempo.

  1. “No tengo que darte explicaciones de nada”.

Si bien no podemos tomar decisiones ajenas, es importante que exista un diálogo que reafirme la confianza entre ambas personas, para que dichas decisiones no sean tomadas sin tener en cuenta el bienestar del otro.

Si antes hablaban sin tanto problema, pero ahora sientes que tu pareja no deja de estar a la defensiva y contesta de forma negativa al punto de no querer darte explicaciones de nada, quizá sea momento de rescatar la relación. El tema de la negatividad es cuando se presenta de forma muy constante, incluso cuando no hay una pelea de por medio. Cuando la actitud tajante sustituye a una actitud atenta, es mejor poner las cartas sobre la mesa y preguntar qué es lo que sucede en realidad.

  1. Exageras todo.

Es habitual que las personas se digan cuan exageradas son. Pero si se dice bajo un contexto delicado y con un tono de voz molesto, puede que las cosas se estén poniendo tensas. Esto sucede cuando tu pareja toma de irrelevantes las cosas que pueden afectarte y por eso ve, desde su punto de vista, que todo lo que parece molestarte no tiene tanta importancia.

  1. Te advertí que esta era mi manera de ser.

Querer siempre tener la razón es una de las cosas que destruyen las relaciones con más frecuencia. Esto incita a que tu pareja alce la voz, grite y hasta te falte el respeto. No poner un alto a esa actitud y que te respondan cada vez que lo reclamas con un “yo era así y tu lo aceptaste”, es un ultimátum. Nunca dejes pasar por alto este tipo de actitudes, pues significan el inicio de una ruptura amorosa.

  1. Ese no es mi problema.

Una de las frases que más indican que tu relación está a punto de ponerse fea, es que tu pareja no le de importancia a tus problemas. Una pareja no es solo para tomarse de la mano y darse besos, sino para afrontar los problemas juntos y servir de apoyo al otro. Si la otra persona te deja en claro que tus problemas no son sus problemas, puedes dar por sentado que ya no le importa lo que te suceda.

  1. Ojalá no te hubiera conocido.

Esta frase es quizá la manera más clara de terminar una relación. Si alguien se arrepiente de conocerte, entonces déjale. No pierdas el tiempo conviviendo con alguien que puede considerarte su enemigo.