Dicen que no solo los hombres son infieles, que también lo son las mujeres. Sin embargo la ciencia certifica que son los hombres en su mayoría quienes traicionan a las mujeres.

Un estudio de la universidad de Göttingen en Alemania nos revela las 10 razones del por qué los hombres son infieles y engañan una y otra vez a sus parejas.

1) El poder provoca infidelidad

Hay que dejar en claro que hombres y mujeres infieles hay en todas los estratos sociales. Sin embargo, hay un los hombres que tienen un gran poder profesionalmente tienden a engañar más fácilmente a sus parejas. Las razones: la sensación adictiva del poder y la constante confirmación de su propio éxito en el área laboral, los lleva a buscar la misma situación fuera de ella, es decir con otras mujeres.

src=”http://utopico.co/wp-content/uploads/2017/03/don_draper_mad_men-300×240.jpg” alt=”” width=”502″ height=”404″ />

2) La falta de inteligencia

Puede resultar algo risible pero un estudio realizado por la Universidad de Londres, demuestra que los hombres infieles no son tan inteligentes como sus fieles congéneros.

Al contrario de los hombres inteligentes que reconocen las ventajas que les proporciona una relación exclusiva y no la pondrían en peligro tan irresponsablemente al menos que la relación no ofrezca nuevos horizontes y perspectivas.

3) La rutina diaria

Si sus planes siempre son los mismo y no suelen hacer como pareja cosas fuera de lo común, es probable que exista un gran peligro de infidelidad. Estar con otras mujeres les da a los hombres que llevan una relación rutinaria, el sentimiento de ser admirado pues anhelan con urgencia la autoafirmación.

4) Diferencia en los salarios

Esto puede ser difícil de creer, pero de acuerdo a un estudio de la Universidad de Cornell en Ithaka-USA, los hombres que son dependientes económicamente de sus mujeres cometen infidelidad cinco veces más que los hombres que tienen ingresos similares al de su pareja.

5) La crisis del tercer año

Si pensaste siempre que el séptimo año de relación es el más crítico, entonces te equivocaste. Según los resultados del estudio de la Universidad de Göttingen que sufragó a 2600 engañados y 3334 infieles, nos revela que el peligro de cometer una infidelidad es mucho más probable en el tercer año de la vida en pareja. En los hombres este peligro queda latente hasta el séptimo año de relacion y en las mujeres hasta el sexto.

6) La frustración peligra el placer de la pareja

Un efecto secundario de de la frustración diara es también la disminución de la pasión en muchas relaciones sólidas. El erotismo se excluye en grandes proporciones en lugar de expandirse a la hora de amar, y la tasa de infidelidad aumenta dramáticamente. El resultado del estudio mostró claramante que cuatro de cada cinco encuestados optó por “sacar los pies del plato”, porque estaban insatisfechos sexualmente en su vida de pareja. Asimismo, esto se presenta muchas veces por la falta de comunicación.

7) Vivir en grandes ciudades

La infidelidad ocurre en todos lados, pero la tasa de hombres infieles que viven en ciudades que no duermen es mayor de los que viven en ciudades pequeñas. La ventaja de no ser descubiertos les brinda la gran oportunidad de ser infiles reiteradas veces.

8) La oportunidad hace al infiel

Muchas veces la infidelidad es cuestión de minutos: El deseo de tener sexo con una nueva pareja y jugar al peligro y a la aventura es bastante atrayente. La razón para hacer trampa sin mucho esfuerzo se da solamente con una buena oportunidad de un one stand night (choque y fuga).

9) Miedo a comprometerse

Los hombres por una lado anhelan tener una relación estable y segura con una mujer, pero por otro, su miedo a ser dependientes de una relación monógama con emociones intensas los lleva a optar por relaciones ocasionales en dónde las ataduras no son tela de juicio.

10) El embarazo

La Universidad de Colorado descubrió en un estudio este hecho. Cuando la mujer está embarazada, la posibilidad de infidelidad de su pareja se quintuplica, pero el hombre se convierte en infiel sólo si ya habían problemas en la pareja.

Lo mejor ante todo es saber que el amor es saber soportar, respetar, comunicar, y sobre todo ser leal. Si no estás seguro de tu pareja y del amor que le tienes, lo mejor es decir la verdad y llegar a la traición.

Fuente: Doctor del amor