Cuando nos enteramos de ciertos casos de infidelidad, lo primero que hacemos es juzgar a la otra, a la amante, sin embargo, parece que ignoramos el hecho de que este triángulo amoroso, el hombre también es igual de culpable que la persona que decidió entrometerse en la relación.

Independientemente de a quién quieras echarle la culpa, en toda infidelidad habrán 10 cosas que un infiel nunca le dará a su amante, siendo quizá esta, la principal razón de por qué nunca va a preferir a la otra sobre su relación estable cuando la infidelidad salga a la luz y se pongan las cartas sobre la mesa.

  1. Una amante jamás será su prioridad, siempre será una alternativa, y más si tiene hijos
  2. Un día es el máximo de tiempo que puede pasar un infiel con su amante antes de levantar sospechas. Así que, la idea de un fin de semana o la convivencia a espaldas de la relación, es en teoría, imposible.
  3. Nunca habrá una fidelidad real ante su amante. Le conociste infiel, y será infiel para ti durante el resto de su aventura.
  4. Nunca te sentirás en paz y seguridad saliendo con él a lugares públicos por temor a ser descubierto.
  5. Los cariños son solo para despertar el deseo, no tus emociones.
  6. Un infiel nunca invita a una amante a los eventos más importantes de su vida.
  7. La oportunidad de conocer a los padres de la otra, no existen, ni siquiera se le pasan por la mente del infiel, y por ello, la otra tampoco conocerá a los padres del infiel.
  8. No hay planes de vacaciones con su amante. Sería algo muy descarado.
  9. Nunca dejarás de ser “la otra” para él cuando te mencione en las charlas con sus amigos.
  10. Nunca te verá como su mayor apoyo y confidente en los momentos más difíciles

En definitiva, una amante nunca recibirá la plenitud que es tan perseguida por muchos hombres infieles. Esa plenitud solo la consigue en el seno de su familia y nadie más. Si eres la “otra” y estás conforme con eso, debes valorar un poco tus aspiraciones emociones… Si eres el infiel, debes aprender a valorar mucho más lo que tienes al lado de la persona que realmente te ama.